Cine – Teatro Gran Rex (1937)

Prebisch, Alberto; Moret, Adolfo

Corrientes 857

San Nicolás, Buenos Aires

Conservación

Buena

Visitas

Accesible

Cómo llegar

Ver recorrido

Obra

Cine - Teatro Gran Rex

Descripción

El Cine - Teatro Gran Rex es una de las pocas salas porteñas que continúa testimoniando el esplendor que tuvo la vida cultural, en esa zona de la ciudad. Fue construido en el año siguiente al que se dieron por terminadas las obras de ensanche de la Av. Corrientes y está situado frente a otra de las grandes salas de espectáculos de la ciudad: el Cine Teatro Ópera, cuyo edificio actual es de 1936. Estos teatros formaron -en una buena parte del siglo pasado- un entramado de lugares que incluía -en escasos doscientos metros- el Teatro Maipo (sobre la calle Esmeralda), el Tabarís (salón de baile devenido en teatro), el Nacional, el Cine Plaza, el Cine Suipacha y el mítico Teatro Odeón, una de las salas más importantes de la ciudad, que ocupaba la esquina de Corrientes y Esmeralda. El tango de 1933, con letra de Celedonio Flores (Corrientes y Esmeralda) recuerda la importancia del lugar en la vida y el imaginario popular: Esquina porteña, este milonguero te ofrece su afecto más hondo y cordial.
El Gran Rex, construido sobre un terreno excepcional de 46 metros de ancho sobre la avenida, es una de las obras más representativas de la denominada arquitectura racionalista local. Su fachada está concebida a partir de unos pocos elementos abstractos, que definen con suma claridad, la adhesión de los autores a las ideas vanguardistas de la época de su construcción. Un gran rectángulo apaisado revestido en mármol travertino ocupa todo el ancho del terreno y funciona como un gran marco, contenedor del enorme ventanal central de carpintería metálica que transparenta hacia la calle el espacio del magnífico foyer, que ocupa la casi totalidad de la altura del edificio. Esta carpintería se apoya sobre la gran marquesina, proyectada sobre el espacio público de la vereda. Las letras en piedra del nombre del teatro, en lo alto de su fachada, son los únicos elementos que, con su relieve, se apartan de la simple geometría que estructura el conjunto. La presencia sincera del cristal, el metal y la piedra –como únicos materiales del exterior- sintetiza la pureza expresiva de la obra. Esta búsqueda también encuentra su materialización en el logrado interior del foyer de triple altura: las barandas ligeras de líneas horizontales que recuerdan las cubiertas náuticas, la ausencia de elementos decorativos aplicados, la continuidad y pureza de los planos, la utilización de unos pocos materiales y la gran luminosidad producto de la gran carpintería, se articulan para generar uno de los espacios más interesantes y logrados de la modernidad local.
La estructura del edificio es de hormigón armado y el techo está conformado por una gran construcción metálica sin apoyos intermedios. Sobre la platea se ubican dos grandes bandejas que definen –en todo el ancho de la sala y con una pronunciada pendiente que garantiza una buena visión desde todas las localidades- las distintas áreas superiores de butacas: el pullman y el súper pullman. El edificio tiene dos niveles de subsuelos destinados a locales de servicio y estacionamientos que se conectan con el foyer, a través de ascensores.
Tiene una capacidad para 3.262 personas. Desde hace muchos años ya no se utiliza más para funciones de cine; músicos locales y extranjeros de gran prestigio son los habituales artistas que ocupan su escenario. Los miércoles al mediodía se brindan los conciertos del Mozarteum Argentino con entrada gratuita.
Alberto Prebisch, arquitecto que figura entre los pioneros que introdujeron con sus obras las ideas de la modernidad en la Argentina, también fue el autor del Obelisco porteño, inaugurado en el mismo año que esta sala, y que puede verse a pocos metros de allí en la intersección con la avenida 9 de Julio.

Ubicación

Tips

Doblando por Suipacha hacia el Sur, se encuentra la Confitería Ideal, uno de los Bares Notables de la ciudad. La decoración interior recuerda el esplendor que tuvieron estos lugares, durante el siglo pasado. En el primer piso se dan clases de tango con prestigiosos profesores y todos los días se arman milongas, con nutrida concurrencia de turistas y bailarines locales.

Créditos

Textos: Giménez, Carlos Gustavo / Imágenes: Corral, Pablo; Palmadessa, Ricardo

Cercanos

Edificio República
(1954)

Teatro Colón
(1908)

Escuela Presidente Roca
(1903)

Banco de Boston
(1921)


Descargate la app