Iglesia de San Ignacio (1712)

Krauss, Juan (1712); Blanqui, Giovanni Andrea; Prímoli, Juan Bautista (1722)

Bolívar 225

Monserrat, Buenos Aires

Conservación

Buena

Visitas

Accesible

Cómo llegar

Ver recorrido

Obra

Iglesia de San Ignacio de Loyola

Descripción

En el solar delimitado por las actuales calles Perú, Bolívar, Alsina y Moreno, donde existía una primitiva construcción de los jesuitas, comenzó a edificarse en 1712 la actual iglesia, proyectada e iniciado por el hermano coadjutor Juan Krauss. Éste falleció en 1714 y para finalizar la obra se le encargó el trabajo a Giovanni Andrea Bianchi, otro hermano coadjutor de la Orden, quien es considerado uno de los más importantes autores de la arquitectura colonial en la Argentina. Junto a su compatriota, el hermano Juan Bautista Prímoli y en colaboración con el maestro herrero Pedro Weger y el carpintero bávaro Juan Wolff concluyeron la obra en 1722.
La iglesia presenta una disposición en planta que remite a la Iglesia del Gesù de Roma, obra de Vignola, la cual fue adoptada por los jesuitas como la tipología ideal para la función de catequización de los indígenas en América, por su eficiente configuración de nave central amplia y cinco capillas menores en cada uno de los laterales. Esta organización fue adoptada en muchas iglesias coloniales, ya que se consideraba que era la más indicada para captar la atención de los catecúmenos al ingresar al templo para ser convertidos al cristianismo. La concentración de los feligreses en la nave central impedía la posibilidad de distracción como podría ocurrir en iglesias de tres naves.
El templo se distribuye en la típica planta en cruz con capillas laterales. Es de notar que el transepto, que aloja el crucero con la cúpula central, no supera en ancho los límites laterales de las capillas, ya que todo el conjunto esta contenido dentro de una figura rectangular, en donde sólo el testero escapa mínimamente de los límites de dicha forma.
Se verifica una disposición de marcada tripartición, en donde luego de atravesar un nártex, se ingresa al primer sector de carácter congregacional donde se ubicaban los feligreses; a continuación encontramos la parte votiva, donde los sacerdotes ofician la celebración, y luego la parte monástica, para la ubicación de los prelados. La iglesia también posee un primer piso abierto al espacio central, llamado matronium, originalmente reservado a las mujeres.
Por la cantidad de hermanos coadjutores de distintas procedencias, formaciones y experiencias que trabajaron en la construcción de este edificio es importante señalar que, así como el interior puede calificarse de italianizante (por la influencia mencionada de la iglesia de Vignola), el exterior remite en su distribución y decoración a los esquemas de la arquitectura religiosa barroca del centro de Europa. Dos ménsulas invertidas de importante tamaño y giradas respecto de la perpendicularidad entre la calle y el edificio, dominan la composición general de la fachada, organizada según un motivo central y dos torres campanarios laterales.

Ubicación

Tips

En esta manzana de San Ignacio (también denominada de Las Luces) se encuentra el Colegio Nacional de Buenos Aires y la antigua Sala de Representantes, ésta última con acceso por la calle Perú. Debajo de este conjunto aún se mantiene parte de una red de túneles coloniales. A pocos metros, la Plaza de Mayo con varios edificios dignos de visitarse. Caminar también por la Avenida de Mayo, una característica arteria de Buenos Aires.

Créditos

Textos: Domínguez, Fernando / Imágenes: Palmadessa, Ricardo

Cercanos

Colegio Nacional de Buenos Aires
(1910)

Concejo Deliberante
(1930)

Edificio La Prensa
(1898)

Plaza de Mayo
(1891)


Descargate la app