Iglesia de San Cayetano (1965)

Berbery, Rodolfo

Vidal 1745

Belgrano, Buenos Aires

Conservación

Buena

Visitas

Accesible

Cómo llegar

Ver recorrido

Obra

Iglesia de San Cayetano

Descripción

El terreno tiene un ancho algo mayor a 20 metros y el edificio se presenta como una obra entre medianeras que tiene, sobre la línea municipal, un volumen de planta baja y dos niveles superiores. Es a través de este ámbito que se ingresa a la nave única de la iglesia, situada a continuación de él. Esta es de planta casi cuadrada y tiene el altar ubicado sobre la pared que se enfrenta al acceso. La nave tiene una galería alta perimetral que la recorre por tres de sus lados y que se configura como un balcón sobre la nave central. En este nivel superior se encuentra una capilla dedicada a San Cayetano.
La nave está cubierta con una bóveda de hormigón armado en la cual se ubican un acceso de luz exterior en su punto más alto y otro, en correspondencia con el altar. Buñas materializadas en aluminio recorren la bóveda en el sentido vertical. Esta compleja estructura está compuesta por cuatro superficies alabeadas (dos conoides y dos paraboloides) y alcanza una altura de 18 metros en su punto más alto. Desde el punto de vista arquitectónico este es, tal vez, el principal atractivo de este edificio.
El altar está realizado en un bloque de travertino de San Juan en el que se aloja una reliquia de Santa Florencia. Un rayo de luz solar que ingresa por la parte superior de la bóveda ilumina por las mañanas la ampolla de cristal que la contiene.
El proyecto de esta obra se inició en 1965, casi una década después de la inauguración de Nuestra Señora de Fátima (Martínez, provincia de Buenos Aires). El espacio interior de la iglesia de San Cayetano se vincula con ese otro a partir de varias cuestiones: el replanteo de la condición del espacio religioso a partir de su adaptación a los cambios litúrgicos, su ejecución a partir de materiales austeros, el despojamiento de imágenes y la obtención de una imagen rústica y compacta relacionada con los ejemplos de la arquitectura religiosa colonial. En la iglesia de Belgrano se accede al atrio (desde la calle) subiendo varios escalones; desde allí, se desciende para llegar a la nave. Esta disposición de niveles (subir para volver a bajar) es idéntica a la que Caveri y Ellis proyectaron para el acceso de la iglesia de Fátima.
El arquitecto Berbery, autor de este proyecto, fue uno de los adherentes menos promocionados de la denominada arquitectura de las casas blancas, aunque varias de sus obras se encuentran entre las mejores de esta categorización.

Ubicación

Tips

A pocas cuadras de aquí se encuentra la Plaza Castelli, junto a la estación ferroviaria de Belgrano R. Frente a la plaza (en la esquina de Conde y Juramento) se encuentra el Palacio Hirsch, notable edificio de arquitectura académica residencial. En el lote adyacente por Juramento se encuentra una casa proyectada por Rodolfo Berbery, un ejemplo sobresaliente del casablanquismo. En la vereda de enfrente, sobre Juramento, se ubica el conjunto de chalets pintoresquistas diseñados por Arturo Dubourg en la década de 1940. Alrededor de la plaza, se ubican bares y confiterías sumamente concurridos, con mesas en las amplias veredas.

Créditos

Textos: Giménez, Carlos / Imágenes: García Bouza, M. Eugenia

Cercanos

Edificio Los Eucaliptus
(1941)

Iglesia de la Inmaculada Concepción
(1864)

Edificio Echeverría 1825
(1959)


Descargate la app