Fundación Proa (1996)

Caruso, Giuseppe; Torricella, Agata

Don Pedro de Mendoza 1929

La Boca, Buenos Aires

Conservación

Buena

Visitas

Accesible

Cómo llegar

Ver recorrido

Obra

Fundación Proa

Descripción

En 1987, la familia Rocca compró, en este barrio con fuerte tradición artística, una antigua casa de estilo italianizante construida por Cirilo Dallorso en 1895 y decidió establecer en ella la Fundación Proa, entidad cultural del grupo industrial Tenaris de Techint. El edificio se inauguró en el año 1996 como un nuevo espacio de exposiciones temporarias, luego de una reforma y puesta en valor llevada a cabo por el estudio de arquitectos milaneses Caruso - Torricella.
Las modificaciones planteadas se hicieron a partir de recursos y técnicas actuales, diferenciándose lo original de la casa de las nuevas intervenciones. Se mantuvo la estructura y se alteraron usos y terminaciones. De este modo, lo que antiguamente era el almacén de cereales en la planta baja, pasó a ser el lugar de exposiciones. En este sector las columnas de hierro originales sirven para modificar el recorrido expositivo según las necesidades curatoriales, integrándolas como herramientas del diseño de la circulación. El primer piso sigue manteniendo cuartos alrededor de un patio, ahora techado con una lucarna que da luz natural al núcleo interior, para funcionar como centro de información y trabajo. Todo el espacio de muestra se despojó de elementos decorativos para operar como una caja blanca y neutra. La fachada se recuperó y pintó de blanco para contrastar con el entorno colorido del barrio.
Una década después de su inauguración, la Fundación encaró con el mismo estudio de arquitectos una ampliación en la que se incorporan los dos lotes linderos bajo idénticos criterios proyectuales. Se sumaron entonces más salas, un auditorio y una librería especializada en arte y cultura en el primer nivel y un café junto a la terraza.
La dualidad, constante del diseño del edificio, se expresa a través del uso de los materiales: oposición entre algunos rugosos, imperfectos (hormigón, madera) y otros lisos (vidrios, acero, chapa). Se apela también a lo táctil, contraponiendo terminaciones texturadas en lugares de encuentro: adoquinado de caldén en el exterior, solados de madera y entablonados verticales en el ascensor y en el auditorio, solados cementicios lisos y grises en el sector expositivo para no competir con la blancura de los muros.
Los arquitectos mantuvieron el estrecho vínculo del edificio con el tejido de la zona. Las incorporaciones se hicieron en sentido horizontal, reforzando la continuidad del perfil de la cuadra completando la construcción hasta la línea municipal. Por otro lado, la margen del Riachuelo y el puente transbordador Nicolás Avellaneda pueden observarse desde la terraza y desde las circulaciones en los sectores de fachada vidriada, recordando el origen portuario de La Boca.
La Fundación Proa se ha impuesto, en un breve tiempo, como uno de los espacios culturales más importantes de la ciudad.

Ubicación

Tips

Pasear por Caminito, recorrer la zona del paseo costero por Pedro de Mendoza, donde se pueden ver el puente transbordador Nicolás Avellaneda y el Museo Quinquela Martín; visitar el estadio del Club Atlético Boca Juniors (La Bombonera) y la Usina del Arte. También se puede almorzar o cenar comida argentina en el restaurant El Obrero (Caffarena 64).

Créditos

Textos: Pataro, Antonella / Imágenes: Corral, Pablo

Cercanos

Estadio Club Boca Juniors
(1940)

Torre del Fantasma
(1908)


Descargate la app