Edificio Figueroa Alcorta 3024 (1942)

Acosta, Wladimiro

Figueroa Alcorta 3024

Palermo, Buenos Aires

Conservación

Buena

Visitas

No accesible

Cómo llegar

Ver recorrido

Obra

Edificio de renta en Figueroa Alcorta 3024

Descripción

Nos encontramos aquí con un edificio en altura en el que este importante arquitecto de la modernidad argentina aplica a la perfección sus estudios sobre la condición heliotérmica en la arquitectura –tan utilizado en sus casas unifamiliares–, al tiempo que hace ciudad a partir de la célula mínima que es la vivienda.
La obra se ubica sobre la Av. Figueroa Alcorta, en un lote pasante con salida a la plaza de la calle Tagle, en el que adopta una disposición funcional en forma de “T”. La planta tipo se resuelve con los dormitorios de cara a la avenida, mientras que el estar se encuentra retirado varios metros hacia el centro del terreno, logrando así un planteo urbanístico de notoria innovación. Por un lado, genera un importante espacio urbano, que abre visuales hacia el paisaje y el río, al tiempo que asegura una eficaz protección contra el sol en los ambientes principales de cada unidad.
Los preceptos bioclimáticos del Sistema Helios, desarrollado por Acosta a partir de la utilización de las llamadas “losas visera”, se encuentran presentes aquí en la planta baja y en la parte superior del edificio, a modo de coronamiento, más precisamente en el dúplex del piso 9.
La protección solar sobre los dormitorios, retirados de la línea municipal, se realiza a partir de la ubicación de balcones-terraza, que rompen con la típica morfología del pequeño balcón tradicional, brindan un control térmico a la fachada y sumando una expansión notoria.
Por otra parte, Acosta indaga en el concepto bioclimático de la arquitectura también en la fachada posterior, comprometida por una orientación noroeste. Utiliza aquí un componente morfotécnico: desarrolla una fachada de planos seccionados en distintas caras, a fin de lograr un tratamiento de sombras proyectadas que se van solapando unas sobre otras, brindando un efecto de parasol vertical natural. Al mismo tiempo reviste dichos planos con un material tradicional como el ladrillo, utilizado en este caso como aislante térmico, aprovechando su condición de alta porosidad.
Es de destacar el tratamiento de la escala que realiza en toda la obra. Esto es evidente en la planta baja, donde la forma curva del hall de acceso invita al recorrido, generando una visión controlada con un cuidadoso estudio de llenos y vacíos.
Este edificio se inscribe en los estándares higienistas del movimiento moderno: luz natural, ventilación cruzada, cuidado asoleamiento, ambientes que ventilan al exterior. La obra de Acosta demuestra un manejo superlativo de la concepción plástica moderna a partir de volúmenes, planos y aristas como expresión plena del valor de la belleza y la sencillez. Propone una fusión entre obra, ciudad y paisaje, en la que la ocupación del suelo es secundaria, en pos de obtener una mejor calidad de vida para el habitante.

Ubicación

Tips

Observar especialmente el interesante gesto urbano que Acosta propone y que se complementa años después con el aporte del edificio vecino del arquitecto Mario Roberto Álvarez. Su proyecto espeja la morfología del anterior, ampliando de esta manera el volumen de aire y luz interior contenido entre las dos obras.
En la zona hay numerosas obras dignas de ser visitadas. Se recomienda caminar por el vecino Barrio Parque, un sector residencial de la ciudad con características paisajísticas y ambientales especiales.

Créditos

Textos: Domínguez, Fernando / Imágenes: Palmadessa, Ricardo; Revista SCA

Cercanos

Embajada de Chile
(1969)

ATC
(1978)

Sede Central ACA
(1943)

Palacio Errázuriz Alvear
(1911)


Descargate la app