Casa de los Pavos Reales (1912)

Colombo, Virginio

Rivadavia 3216

Balvanera, Buenos Aires

Conservación

Buena

Visitas

No accesible

Cómo llegar

Ver recorrido

Obra

Casa de los Pavos Reales

Descripción

Este edificio constituye un gran ejemplo de una de las corrientes incluidas dentro de los modernismos de principios del siglo XX, que tanto auge tuvieron en Buenos Aires. En este caso, Virginio Colombo asumió la vertiente italianizante (estilo del cual fue uno de los mayores exponentes en la Argentina), generando una arquitectura destacada dentro del contexto urbano.
La obra fue solicitada por los hermanos Rossi, inmigrantes italianos y propietarios de una fábrica de calzados y responde a un complejo programa arquitectónico que debía dar respuesta a requerimientos industriales, comerciales y residenciales, simultáneamente.
Partiendo de estas premisas Colombo proyectó un edificio con subsuelo, planta baja y tres niveles. En el subsuelo ubicó la zona de producción; en la planta baja un gran local comercial (hoy subdividido) destinado a vender los calzados producidos por la fábrica; en la zona central del primer piso (a modo de piano nobile) emplazó las viviendas para la familia Rossi y en los laterales de ese mismo piso, más todo el segundo y el tercero, dispuso viviendas para alquilar (en total, doce semipisos de 125 metros cuadrados cada uno). En la parte posterior del terreno, el arquitecto proyectó un conjunto de dieciséis viviendas austeras, de 60 m2 cada una, para ser arrendadas a los propios trabajadores de la fábrica.
Como en casi todos los trabajos de este prolífico autor, la fachada del edificio es lo más destacado de la obra. Allí, el arquitecto milanés despliega toda su imaginación y oficio.
La fachada de mármol, en tono rojizo, tiene diversas texturas y materiales, y juega en su composición con la idea del “medievalismo” veneciano: los balcones circulares actúan como la proa de las góndolas, y los follajes que se ubican debajo de éstos se asemejan a las estelas que las embarcaciones producen en los canales, indicio del andar próspero de los inmigrantes que recién arribaban a estas tierras desde el sur de Europa.
El nombre dado al edificio se debe a un grupo de pavos reales (con la cola baja) que se encuentra plasmado en los cuatro balcones del primer piso, aunque también nos remite al tema el friso superior que contiene un entrecruzamiento de arcos de medio punto, que a su vez genera una fila de arcos ojivales que se asemeja a un gran plumaje que se despliega a lo largo de todo el frente.
Además, sobre los ingresos principales se encuentran esculturas de leones rugientes alertas al paso de la transitada Av. Rivadavia.
Las dos galerías de acceso central, que llevan a las viviendas principales, contienen muchas alegorías. El color del mármol, (que como en el frente es de color rojizo -rojo, rosso, Rossi-), la estrella masónica, la flor de lis y las imágenes mitológicas realizadas en cerámicas, son solo algunos de los tantos símbolos que, como en el resto de la obra, despliega esta exuberante arquitectura, por demás parlante.

Ubicación

Tips

Once es uno de los barrios más concurridos y de mayor flujo comercial de la ciudad. A tres cuadras de la Casa de los Pavos Reales, se encuentra la Estación Terminal del Ferrocarril Sarmiento. Contigua a ésta se halla la Plaza Miserere (conocida popularmente como Plaza Once), una de las principales plazas de Buenos Aires. En el centro de la misma se destaca el mausoleo de Bernardino Rivadavia.

Créditos

Textos: Fratarelli, Nicolás / Imágenes: Palmadessa, Ricardo

Cercanos

Mercado de Abasto
(1934)


Descargate la app