Casa Creativa del Sur (1910)

Buschiazzo, Juan Antonio

Carlos Pellegrini 1289

Retiro, Buenos Aires

Conservación

Buena

Visitas

Accesible

Cómo llegar

Ver recorrido

Obra

Casa Creativa del Sur (ex Residencia Bercetche Atheguy)

Descripción

Tanto la avenida Alvear, como los alrededores de la Plaza General San Martín, fueron lugares elegidos por las prestigiosas familias porteñas para construir sus residencias en los años próximos al primer centenario de la Revolución de Mayo. La residencia Bercetche Atheguy se encuentra ubicada en las cercanías de estos ámbitos, sin ser un ejemplo que posea ni el tamaño ni la magnificencia de palacios como el Ortiz Basualdo (actual Embajada de Francia), el Pereda (actual Embajada del Brasil), el Palacio Paz (actual Círculo Militar) o el Palacio Anchorena (actual Palacio San Martín, sede ceremonial de la Cancillería Argentina).
Juan A. Buschiazzo fue un prestigioso y activo arquitecto y urbanista. Sin embargo, la construcción de residencias para las familias de la alta sociedad porteña no fue tan significativa en su producción, como sí lo fue en el caso de algunos de sus contemporáneos. Alejandro Christophersen, Paul Pater o el francés René Sergent (que nunca viajó a la Argentina) fueron eximios profesionales en la práctica de la arquitectura palaciega tipo beaux arts, tan frecuentada en la construcción de las grandes residencias urbanas.
Es importante señalar, que la demolición de los edificios ubicados entre las calles Cerrito y Carlos Pellegrini para posibilitar el trazado de la Av. 9 de Julio, provocó un importante cambio en la percepción de los edificios situados en los predios frentistas de la nueva avenida, como es el caso de esta residencia.
La vivienda (conocida hasta el momento como la casa del Dr. Viale) según consta en documentos consultados, en realidad fue encargada al Arq. Buschiazzo por Pedro P. Bercetche Atheguy, hijo de una familia de inmigrantes provenientes de la Baja Navarra que llegaron a la Argentina en la segunda mitad del siglo XIX. En 1912 Bercetche se casó con María Angélica Palacios, por lo que puede suponerse que la residencia habría estado terminada para que el matrimonio se instalara ahí; por lo tanto, puede conjeturar una datación para el proyecto cercana a 1910.
El edificio se encuentra construido en una parcela en esquina de aproximadamente 700 m2. Su volumen, único y compacto, está desplazado hacia los bordes del terreno, ocupando aproximadamente la mitad del mismo. En el espacio restante hay un amplio jardín, en el que se destaca un magnífico palo borracho. Sus bordes, cerrados por un muro con reja, están sobre la calle Juncal, la ochava y una parte sobre Carlos Pellegrini. Esta ocupación del terreno –un prisma cuyas dos fachadas importantes se cortan a 90º, una sobre la calle y la otra sobre el jardín– es un caso particular para las residencias de la época.
La composición de la fachada sobre la calle sigue estrictos principios académicos. Cuatro paños verticales, con un breve resalto en los dos centrales, están marcados por el ritmo de los aventanamientos alineados; un tratamiento decorativo particular destaca el derecho, donde se encuentra el portal de acceso a la vivienda. En la fachada también se pone en evidencia la típica organización funcional de estas residencias, un esquema que además Buschiazzo ya había aplicado en el cercano Palacio Unzué Casares –actual Jockey Club, en la Plaza Carlos Pellegrini– de 1890: un nivel semienterrado, con pequeñas ventanas, donde se ubican los servicios, el piano nobile con los espacios de recepción, un piso de habitaciones, que aquí presenta un balcón que une las dos ventanas del paño central y que culmina con una cornisa con balaustres que señala el comienza del faldón de la alta mansarda que cubre el tercer piso, con las típicas ventanas en tronera sobresalientes.
La fachada sobre el jardín sigue el mismo principio de división cuatripartita, pero con un tratamiento enriquecido volumétrica y plásticamente. A los dos paños centrales, más remarcados que en la fachada sobre la calle, se le adosa, a nivel del piano nobile, una loggia de planta rectangular, con 3 pares de columnas separadas por dos intercolumnios, una organización particular desde el punto de vista clásico. Desde la galería se desciende al jardín por una amplia escalera. Su cubierta conforma una amplia terraza en el nivel de las habitaciones. En este mismo nivel, la composición de los paños centrales se cierra con un importante frontis, que invade parte de la mansarda del piso superior.
En 1942 el edificio fue adquirido por el Estado, siendo ocupado sucesivamente por el Consejo Superior de las Fuerzas Armadas (desde 1958) y, a partir de 2011, por la Casa Patria Grande N. Kirchner. Desde 2016 funciona en el lugar la Casa Creativa del Sur, dependiente del Ministerio de Cultura de la Nación.
El edificio tiene protección cautelar.

Ubicación

Tips

En la esquina de Suipacha y Arroyo puede visitarse la Plaza Embajada de Israel, que recuerda a las 22 víctimas del atentado ocurrido en ese lugar en 1992. Siguiendo por Suipacha hacia la izquierda, se ubica el Palacio Noel, actual sede del Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco. Hacia el otro lado, en la esquina de Suipacha y Juncal, se encuentra la Basílica Nuestra Señora del Socorro, una de las iglesias coloniales que sobreviven en la ciudad. Siguiendo por Juncal hasta Esmeralda se encuentra el Palacio Estrugamou, espléndida vivienda colectiva resuelta con los principios beaux arts. Volviendo por Arroyo se encuentra el Hotel Sofitel Buenos Aires (ex Edificio Mihanovich).

Créditos

Giménez, Carlos; Valentino, Julio / Imágenes: Casa Creativa del Sur

Cercanos

Palacio Ortiz Basualdo
(1912)

Palacio Pereda
(1919)

Edificio Mihanovich
(1925)

Edificio Minner
(1934)


Descargate la app