Ampliación de la Bolsa de Comercio (1977)

Alvarez, Mario Roberto

25 de Mayo 359

San Nicolás, Buenos Aires

Conservación

Buena

Visitas

Accesible

Cómo llegar

Ver recorrido

Obra

Ampliación de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires

Descripción

En el año 1972 comenzó a materializarse el proyecto de ampliación del antiguo edificio de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Este último fue proyectado e inaugurado en 1916 por el arquitecto Alejandro Christophersen, quien gozaba de reconocimiento y protagonismo en la escena arquitectónica porteña de principios del siglo XX. La ampliación estuvo a cargo de Mario Roberto Álvarez quien, como en reiteradas ocasiones, hizo uso del lenguaje y los recursos de la arquitectura moderna, reafirmando a través de este ejemplo, el amplio dominio que poseía de ellos.
Como toda ampliación, este caso formaliza un diálogo entre la preexistencia de un edificio, en este caso concebido bajo el esquema académico de basamento, desarrollo y remate y el racionalismo arquitectónico característico de Álvarez, con lo cual en su ejecución se produce el encuentro de dos lenguajes arquitectónicos representativos de épocas distintas: punto clave que hace a uno de los aspectos más ricos de esta obra.
El contexto urbano no es menos complejo: la obra se encuentra en un terreno con frentes a la calle 25 de Mayo y a la Avda. Leandro N. Alem. Visto desde la avenida, a su izquierda se encuentra el antiguo edificio de la Bolsa, a su derecha el edificio Comega (primer rascacielos construido en la ciudad y símbolo arquitectónico de la década del 1930), cruzando la avenida el ex Palacio de Correos y, a metros del lugar, la Casa de Gobierno.
Frente a semejante situación, la estrategia de Álvarez es clara: un edificio formalmente sintético, estéticamente representativo de su época y contundente en algunas decisiones proyectuales a nivel espacial y urbano.
En líneas generales, el edificio está compuesto por cinco subsuelos, planta baja, entrepiso y catorce pisos destinados a oficinas. El ingreso principal se sitúa en la calle 25 de Mayo. En este sector es notable la importancia del retiro del ingreso al edificio, respecto de la línea municipal, teniendo en cuenta sobre todo la estrechez de esta calle, creando así una plazoleta que, junto a la presencia de elementos de jardinería y su desarrollo a un nivel distinto de la vereda, generan una situación espacial y de acceso que oscilan entre lo público y lo privado y que otorgan un vacío que el peatón agradece en un tejido de semejante densidad.
Al subir la vista se observa en la fachada un gran plano de concreto con apenas dos perforaciones y el escudo emblema de la institución bursátil. Dicho plano es una de las caras del volumen prismático destinado a albergar el nuevo recinto de operaciones, cuya imagen interior se convierte en una de las más características de la obra. Es importante notar desde el exterior que en los pisos superiores el volumen total del edificio se retranquea apoyándose imaginariamente sobre la Avda. Alem, lo cual le permite al arquitecto perforar la cubierta del nuevo recinto de operaciones para beneficiar a éste con luz natural, que ingresa a través de lucarnas.
La fachada sobre la avenida está materializada con un “curtain wall” de aluminio y doble vidrio con cámara de aire. Más allá de las especificaciones técnicas y los beneficios que este material pueda representar para el funcionamiento del edificio, no es menor la carga simbólica que el mismo posee. En primer lugar, por ser parte indispensable del lenguaje arquitectónico que a menudo se encuentra en las obras de Mario Roberto Álvarez. En segundo lugar, por ser uno de los elementos que desde el exterior diferencia a Álvarez de Christophersen; y, en tercer lugar, porque a través de este material el arquitecto se toma de la altura del rascacielos vecino y modula la fachada de manera tal que se encuentra en diálogo con las líneas del Comega, lo cual denota una lectura global del sitio y corona a la obra con un gesto notable hacia la ciudad que la antecede.

Ubicación

Tips

El edificio Comega cuenta con un restaurante en el piso 19 abierto al público, desde el cual puede obtenerse una interesante vista panorámica de la ciudad. Frente a la Bolsa de Comercio, sobre la avenida Leandro N. Alem, el ex Palacio de Correos y actual Centro Cultural Kirchner alberga diversas actividades y muestras culturales que pueden visitarse en forma libre y gratuita. A cuatro cuadras de la Bolsa de Comercio, en dirección sur, se encuentra la Casa de Gobierno, la Plaza de Mayo y parte del centro histórico de la ciudad.

Créditos

Textos: Perafan, Rodrigo / Imágenes: Estudio MRAyA

Cercanos

Edificio Comega
(1934)

Catedral Anglicana
(1830)

Centro Cultural Néstor Kirchner
(2014)

Edificio SAFICO
(1932)


Descargate la app